Sobre este blog


En este blog vamos a recolectar diversos recursos sobre el trabajo en grupo y la gestión del conocimiento.

Los autores son alumnos del Campus Virtual Compartido del Grupo 9 de Universidades, que estan cursando la asignatura Groupware en la gestión del conocimiento, que se imparte desde la Universidad del País Vasco - Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU).

Esperamos que estos recursos puedan servir a los lectores de este blog a comprender y revisar distintas dimensiones del trabajo en grupo y de la gestión del conocimiento en el mundo empresarial.


miércoles, 12 de enero de 2011

CASO WIKILEAKS

Wikileaks es una organización mediática internacional sin ánimo de lucro que publica a través de su sitio web informe con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes. El lanzamiento del sitio se realizó en diciembre de 2006, su actividad comenzó en julio de 2007 y desde entonces su base de datos ha crecido constantemente hasta acumular 1,2 millones de documentos. Su creador fue Julian Assange. Está gestionado por The Sunshine Press.

La organización se ofrece a recibir filtraciones que desvelen comportamientos no éticos por parte de gobiernos, con énfasis en los países que considera tienen regímenes totalitarios, pero también de religiones y empresas de todo el mundo. Por el momento las actividades más destacadas de Wikileaks se han centrado en la actividad exterior de Estados Unidos, especialmente en relación con las guerras de Irak y Afganistán.

Wikileaks se describe a sí misma como una organización fundada internacionalmente por disidentes chinos, así como por periodistas, matemáticos, y tecnólogos de empresas start-up de los Estados Unidos, Taiwan, Europa, Australia y Sudáfrica. Los creadores de Wikileaks no han sido formalmente identificados. Uno de sus asesores, editor en jefe y actual director es el australiano, Julian Assange . El portavoz, desde septiembre de 2010, es Kristinn Hraffson, después de la renuncia de Daniel Domscheit-Berg quien planea fundar su propio portal de filtraciones. Ante la detención de Assange el 7 de Diciembre de 2010, Kristinn Hraffson toma las riendas de la organización.

Se han emprendido batallas en la red.

Un ejército de “soldados” anónimos decidió “tumbar” sus páginas web mediante los llamados “ataques de denegación de servicio” (DDOS, en sus siglas inglesas). Consisten, grosso modo, en hacer que miles de ordenadores entren a la vez en un sitio web, saturándolo y dejando la página inservible durante el tiempo que dure el ataque. Simple, pero extremadamente efectivo.

El colectivo que ha dirigido este ataque de apoyo a Wikileaks se llama Anonymous. Tienen su propio grito de guerra: «Somos una legión. No perdonamos. No olvidamos». Un lema que se reproduce en los comunicados más o menos oficiales que transmiten a través de blogs creados ad hoc para explicar en la blogosfera qué buscan con sus acciones de guerrilla cibernética. No hay, con todo, nada parecido a una estructura centralizada ni una jerarquía.

Anonymous se creó para boicotear la ley contra el intercambio de archivos P2P, pero en la actualidad se ha convertido en el máximo defensor de Assange.

Los ataques se multiplican, Anonymous se divide y la descoordinación crece. Incluso se han detectado pequeños grupos que actúan por su cuenta, como una pequeña banda de seguidores que decidieron atacar las páginas del Gobierno venezolano después de que Chávez anunciara su intención de poner coto a ciertas libertades en Internet. Además, los propios sitios de Anonymous han sufrido sus ataques. No se trata sólo de que Facebook anuncie que cerrará su página inútil, dos minutos después hay otra por violar sus términos de uso. Hay también hackers contra estos hackers. Uno, que actúa bajo el apodo de Jester, se convirtió en objetivo de la furia anónima. The Jester es también un hacker, pero él ha alzado la voz contra Wikileaks.

¿Dónde acabará todo esto? Sólo el tiempo lo dirá. Lo que no parece es que vaya a acabar pronto. «Vamos a por Holanda,» escriben en el chat cuando se publica una detención en La Haya. «Ataquemos páginas de pornografía infantil», propone otro. «No, ataquemos Facebook», responden. «No, mejor Twitter». No, Irán, el Bank of America, Burma, Israel, Microsoft, Apple, el Vaticano... ¿Y por qué no a todos a la vez? «Si me pregunta por el peor escenario -afirma Rupert Goodwins, un experto en informática y periodista de la prestigiosa web de tecnología ZD-Net-, será un Internet que se haya vuelto inutilizable para todos.»

Conclusión:
Se trata de una nueva manera de delinquir. Es la nueva arma de las mafias y de los criminales y han demostrado la fuerza que tienen y los infinitos problemas en los que meten a los gobiernos. Han empezado con bloquear páginas y sacar secretos de estado....¿Cómo acabará?

1 comentario:

  1. Respecto a Wikileaks no creo que sea una "mafia" o "criminales" ya que es una herramienta al control de los gobiernos democráticos que a veces actuan fuera de esta. Como bien dice el artículo "...La organización se ofrece a recibir filtraciones que desvelen...", por lo que ellos solo reciben información aunque pueda ser controvertida o secreta pero actuan como un medio de comunicación más. La utilización de internet con estos beneficios lo considero una gran herramienta en favor de la población.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.