Sobre este blog


En este blog vamos a recolectar diversos recursos sobre el trabajo en grupo y la gestión del conocimiento.

Los autores son alumnos del Campus Virtual Compartido del Grupo 9 de Universidades, que estan cursando la asignatura Groupware en la gestión del conocimiento, que se imparte desde la Universidad del País Vasco - Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU).

Esperamos que estos recursos puedan servir a los lectores de este blog a comprender y revisar distintas dimensiones del trabajo en grupo y de la gestión del conocimiento en el mundo empresarial.


jueves, 7 de marzo de 2013

Todos a una o fracasamos.




Teniendo en cuenta que la implantación del trabajo en grupo es un proceso largo, premeditado y, en ocasiones, caro, es vital valorar la “capacidad” o aptitudes, así como la predisposición de los individuos para llegar a formar parte del grupo o equipo.

La motivación, disciplina y el nivel de involucración de los miembros, será imprescindible para alcanzar la meta establecida. Haciendo referencia a la actividad anterior de los roles dentro de la empresa, es obvio que toda organización que busque un aumento de su productividad, necesitará un líder bien definido que asuma el rol de emprendedor. Pero hay un rol que no puede faltar en un equipo en constante debate e interactuación y que no todo líder es capaz de asumir: un cohesionador. Si no es posible detectar entre nuestra plantilla el tipo de individuo que se necesitaría en una situación así y, dependiendo siempre del tamaño y recursos de la organización, así como al sector en el que lleve a cabo la explotación de su negocio, deberá asumir la contratación de personal especializado en el “mantenimiento” del grupo y del entorno de trabajo, o en su defecto hacer una restructuración en la coordinación de tareas (redefinir el trabajo, las jerarquías…) para conseguir una mejor cohesión entre los miembros del grupo).

El siguiente video pone de manifiesto cómo una mala gestión de los recursos humanos puede llevar al potencial equipo a estrellarse antes de lograr los objetivos.



Después de ver el video podemos comentar que en el caso del primer carro, la falta de motivación, control o disciplina y la falta de sentimiento de grupo y, a su vez, de pertenencia a la organización como un igual, así como la falta de compromiso, hacen que unos aporten más que otros en el proceso de realización de un proyecto en concreto, y que los “rezagados” sean un gran lastre para el resto (ya sea por su incapacidad o falta de aptitudes o por su falta de motivación o integración), lo que perjudica seriamente el proceso de implantación del trabajo en grupo, dando paso inevitablemente a un descenso en la productividad y, a fin de cuentas, un descenso en los beneficios (entendidos en todos los aspectos) para la empresa.

Al observar el segundo carro que adelanta muy fácilmente al primero, se pueden apreciar algunos detalles significativos, como que esos trabajadores llevan casco y equipación para “correr”, es decir, han planeado su particular carrera para ser lo más rápidos y efectivos posible. El líder marca un ritmo y el equipo cree en él y lo sigue fervientemente porque creen en lo que hacen, en que son competitivos y en que el llegar a la meta será gratificante. Además el líder tiene parte de su equipo justo en su espalda, bien cerca, apoyando sus movimientos y decisiones en cuanto a la dirección del carro, además de poder aportar y contrastar sus ideas de posibles caminos alternativos más rápidos con los demás.

Luego vemos como, tras tomar varias decisiones relacionadas a la coordinación de las tareas, el líder del primer carro consigue un equipo unido que consigue su objetivo.

La conclusión es que un equipo cohesionado, sin fisuras, alcanzará sus objetivos con mayor facilidad y por tanto producirá un impacto positivo en la organización, mientras que un equipo sin orden, sin líder y sin motivación, estará destinado a ir a remolque y, probablemente, les supondrá una utopía el llevar a buen término la consecución de los objetivos.


Carlos Vicente Magro
Universidad de las Islas Baleares (UIB)

1 comentario:

  1. He elegido este vídeo, porque el desempeño del líder es indispensable para accionar los grupos de trabajo, por ello es necesario que el líder cumpla todas las características como tal, el comportamiento de un líder puede responder a ser: iniciador,calidad de socio, representador, integrador, organizador, comunicador,tener dominio, pero si no es capaz identificar los problemas o la falta de motivación de su equipo de trabajo los objetivos del equipo se verán mermados por estos individuos que no permiten ni apoyan el eficiente desempeño del equipo para el logro del objetivo común.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.